Cancel Preloader
  • info@tomza.com

Limpia tu estufa de forma rápida y sencilla

Cuando la estufa acumula suciedad y no está debidamente desinfectada, puede obstruirse y fallar al usarse. Por lo tanto hoy tenemos para ti el articulo, limpia tu estufa de forma rápida y sencilla.

Cleaning. Close up of a human hand cleaning a gas stove

Conforme vamos usando nuestra estufa podemos ir viendo como se va ensuciando, en especial las hornillas que es por donde sale tu Gas LP. Lo que puede provocar que se vayan tapando y que nuestro Gas LP no cumpla con la combustión correcta, provocando que la flama cambie de color. Por lo cual es necesario prestar atención a las señales y corregirlas lo antes posible.

Te compartimos los pasos a seguir para que puedas hacer esta limpieza por ti mismo y dejar tu estufa y horno como nuevos, sin necesidades de grandes herramientas:

Estufa.

Por lo general, la suciedad acumulada en la estufa es sólo superficial, por lo que el proceso de limpieza suele ser sencillo.

  1. Retire las parrillas y los quemadores de la estufa.
  2. Luego, limpia a fondo la superficie del dispositivo, así como cada pieza que dejaste separada. También es importante tener mucho cuidado con las hornillas, que es el orificio por donde sale el gas.
  3. Seca todo con un paño limpio y coloca las piezas donde estaban inicialmente.
  4. Realice una prueba de funcionamiento y compruebe que las llamas sea de color azul.

Si estos pasos no resolvieron el problema, intente lo siguiente:

  1. Retire todas las piezas de nuevo.
  2. Coloca una aguja específica para destapar las hornillas de la estufa. Eliminando los desechos internos.
  3. Si su estufa aún falla, comuníquese con un servicio especializado.
Horno

Además de los quemadores de la estufa, su horno también puede tener comprometida la salida de gas. Por tanto, para limpiarlo, siga estos pasos:

  1. Retire la parrilla que cubre el quemador.
  2. Comprueba si hay suciedad o restos de comida que cubran el quemador. Si los hay, elimínalos.
  3. Luego usa la aguja para limpiar el quemador. Para hacer esto, debes colocarlo dentro de cada uno de los agujeros de la pieza y rotarlo para quitar la suciedad.
  4. Vuelve a poner la parrilla y enciende el horno.
  5. Si la llama es azul, todo es normal. Si tiene un color diferente, repite el proceso.

Ha llegado tu momento de poner manos a la obra. Si tienes dudas puedes hacerlas llegar a nuestro facebook con gusto las resolveremos.

Gas Tomza, el gas que rinde más.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *